Panamá

Panamá se encuentra entre mares de color turquesa. Mares que esconden islas paradisíacas y tesoros naturales, tan asolo al alcance de los viajeros intrépidos.

Célebre por el Canal que une el Atlántico y el Pacifico (como si de una herida se tratara), esconde selvas impenetrables, culturas primitivas y reservas naturales de un valor incalculable. Cuenta, además, con otro atractivo difícil de olvidar, sus gentes de espíritu siempre dispuesto a ponerle ritmo a la vida y a compartirlo con cualquier viajero.

Si se disfruta con la naturaleza, Panamá es el lugar ideal. El país cuenta con innumerables lugares para emocionantes actividades como surf, rafting, senderismo, escalada, rutas a caballo, buceo o submarinismo. Pero Panamá también ofrece delicadas playas de arenas blancas para los que gustan del descanso y de los baños plácidos en aguas cálidas y transparentes.

En cuanto a sus pueblos, solo es preciso dejarse llevar por el embrujo de las pintorescas calles para descubrir un maravilloso mundo lleno de magia.

Panamá goza de un delicioso clima tropical con temperaturas cálidas que oscilan entre los 18 y los 27 grados centígrados. El país cuenta con dos estaciones: la temporada de lluvias que se extiende de mayo a diciembre (durante la que prevalecen los días soleados), y la temporada seca o de verano, cuando soplan permanentemente los vientos Alisios y las lluvias se incrementan.

Ultimos Especiales